Historia

Lamentablemente, desconocemos el origen de esta cálida localidad, denominada Guijo de Galisteo.

Como ocurre en otras poblaciones cercanas, suponemos que ya estuvo ocupada desde edades prehistóricas y protohistóricas, prueba de ello es la conocida "piedra escrita" sita en la dehesa boyal de esta localidad, donde aparecen tallados símbolos con una morfología geométrica, similares a los que afloraban en las estelas funerarias de muchos guerreros durante la Edad del Bronce.

Seguramente, han sido muchas culturas las que a lo largo de la historia han pasado por esta localidad, siendo unas más notorias que otras, tales como la árabe, de cuya época se conservan numerosos pozos.

El primer testimonio escrito que tenemos de Guijo de Galisteo es el censo de 1531-2, que nos permite conocer la población que tenía esta aldea perteneciente a la Villa de Galisteo ( de la cual toma nombre, ya que en un principio a este caserío se la conocía como Villa Silicosa) en el año mencionado, un total de 112 habitantes.
Sabemos también, que el primer bautizo celebrado en esta localidad fue en el año 1539, teniendo por principiante a un tal Juan Salado y que el primer matrimonio conocido tuvo lugar el 4 de enero de 1560 entre Antonio de Alba y Ana.

Otro momento histórico importante fue el año en que Guijo de Galisteo consigue la independencia de la Villa de Galisteo, de la cual dista a tres leguas.

Actualmente, la Población de Guijo de Galisteo es de 1764 habitantes, en los que se incluyen los de sus dos pedanias: El Batán y Valrío, siendo su principal ocupación la agricultura y la ganadería, aunque en la pedania de El Batán esta más desarrollado el sector servicios, gracias a la importancia de la vía que atraviesa el poblado, mediante la cual se une el Norte de Extremadura con el país vecino (Portugal).